VENEZUELA RETA A MADURO CON UN NUEVO PRESIDENTE, JUAN GUAIDÓ

Sorpresa en el país bolivariano para destituir al régimen chavista en medio de fuertes protestas con millones de personas en las calles. Los muertos se elevan a 20. Trump apoya el cambio político

Venezuela reta a Maduro en una de las olas de protestas más intensas que ha recibido el régimen autoritario bolivariano.

La oposición venezolana acaba de pasar, en solo unos días, de la desesperanza y la incertidumbre, a tomar las calles del país (considerado en Canarias la octava isla) y, sobre todo, a reivindicar un presidente autoproclamado en la figura de Juan Guaidó.

Como ocurrió durante las olas de protesta en 2014 y 2017, millones de venezolanos salieron a las calles de repente y reactivaron el viejo anhelo de una parte de la oposición: destituir al presidente Nicolás Maduro.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, apoya a Guaidó.

Trump no dudó en enfrentarse a Maduro y a los partidarios rusos y chinos, al reconocer al líder de la oposición en el Congreso de uno de los países más rico en petróleo.

La reacción de Estados Unidos se produjo apenas unos minutos después de que Juan Guaidó, el líder de 35 años de la Asamblea Nacional, se declarara presidente interino y prestara juramento ante una multitud de decenas de miles en la capital.

En un mensaje a la comunidad internacional, Guaidó garantiza su deseo de respetar el orden constitucional y pide a las naciones que mantengan la presencia diplomática en el país.

La oposición de Guaidó espera que este 23 de enero de 2019, día que celebraba 61 años de la caída del régimen militar de Marcos Pérez Jiménez, fuera recordado como el inicio de una transición.

Sin embargo, las fuertes protestas han sido reprimidas por la policía y los militares. A medianoche (hora de Canarias), el número de muertos se elevaba a 20.

La principal diferencia es que esta vez la comunidad internacional está más involucrada en la disputa: no solo desprecia a Maduro como presidente, sino que reconoce a Guaidó como jefe del Ejecutivo.

Estados Unidos, Francia, Brasil, Canadá, Colombia y una decena de otros países apoyaron el miércoles la jura del opositor (tomó posesión el 5 de enero), miembro de Voluntad Popular (VP), un partido siempre cercano a Washington que fundó el encarcelado Leopoldo López.

Méjico, Cuba y Uruguay, por su parte, defienden la continuidad del Gobierno de Maduro.

La población venezolana, sumida en una crisis económica sin precedentes, se haró el 10 de enero de 2019, cuando Maduro inauguró un segundo mandato sin ser elegido en el mes de mayo del año anterior, en unos cuestionados comicios con alta abstención, sin la participación y el reconocimiento de la oposición ni la comunidad internacional, que en todo momento ha exigido unas elecciones transparentes.

Maduro, por su parte, ha dado por rotas las relaciones con Estados Unidos mientras que España guardad silencio.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha sido uno de los que ha reaccionado contra Guaidó a través de cuenta de Twitter, mientras que el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, es partidario del derrocamiento de Maduro.

Venezuela se ha convertido en la noticia más seguidas en los medios digitales y en las redes sociales.