Torres dibuja una Vicepresidencia en Tenerife

Nira Fierro, diputada tinerfeña, se convierte en la principal candidata del PSOE para ser la número 2 del Gobierno canario. El nuevo presidente prioriza el equilibrio territorial entre las consejerías

Torres dibuja una Vicepresidencia en Tenerife para contener el pleito insular.

Nira Fierro, diputada tinerfeña, se convierte en la principal candidata del PSOE para ser la número 2 del Gobierno canario.

Ángel Víctor Torres, secretario regional del PSOE y virtual presidente del Ejecutivo, priorizará ante sus socios de Gobierno (NC, Podemos y ASG) el equilibrio territorial en el reparto de consejerías.

A priori, Torres baraja hasta 10 carteras aunque podría incrementar el Gobierno en 2 más.

Fuentes conocedoras de las negociaciones ya advierten de que el criterio de asignación “está muy ajustado” porque se regirá por criterios de “objetividad programática” y por las propuestas que cada partido eleve en función de la isla escogida. 

Torres quiere guardarse de ser tildado como un presidente insularista después de la foto oficial del acuerdo de gobierno progresista (conocido como pacto de las flores) en la que aparecen como protagonistas del acuerdo 3 políticos canariones y uno gomero

Aunque Torres ejerció 4 años como vicepresidente del Cabildo GC junto a Antonio Morales (NC), y resultó evidente el escaso diálogo con el ex presidente Fernando Clavijo, el PSOE evitó en todo momento verse envuelto en conflictos de tensiones insularistas.

Hasta ahora, solo el presidente electo del Cabildo TFE, Carlos Alonso, se ha atrevido a insinuar el riesgo de escoramiento institucional hacia Gran Canaria. El resto de los principales líderes ha guardado silencio. 

Pero el equipo asesor de Torres es consciente del “polvorín sordo” que aguarda en el debate insular. “Al Tenerife nacionalista le funcionó muy bien como estrategia social. Jocosamente, llegó a equipararse a Santa Cruz como la capital de Canarias“.

El criterio de Torres, por tanto, restringe la elección de los 4 partidos para “campar a sus anchas” cuando propongan candidatos o candidatas a las consejerías. 

Por ejemplo, Noemí Santana, de Podemos, expresó durante la campaña electoral su deseo de ser consejera de Empleo, pero Torres ya habría deslizado su primera objeción al preferir que esa cartera recaiga en una persona de la confianza del PSOE tinerfeño. 

Torres mantiene como primera opción a Luis Ibarra para la Consejería de Economía y Hacienda.

Torres mataría 2 pájaros de un tiro: cubriría el equilibrio insular (Ibarra nació en Lanzarote) y evitaría que Román Rodríguez insistiera en controlar Hacienda.

Consciente de la pluralidad entre islas, Román Rodríguez centra ahora sus esfuerzos en Sanidad, de manera que, si lo logra, Gran Canaria ganaría por un lado lo que pierde por otro en consejerías de relevancia como Obras Públicas, Política Territorial o Turismo.

Román Rodríguez estaría también descartado para la vicepresidencia al ser canarión.

Otro de los nombres fuertes que barajó Torres para su ejecutivo es el economista Antonio Olivera, ex asesor de Patricia Hernández y actual presidente de la Zona Especial Canaria (ZEC).

Según las mismas fuentes, Olivera continuará en su puesto ya que apenas lleva un año al frente de la ZEC.

Todas las islas tendrán una alta representación, diversa y plural“, señalan con énfasis las fuentes consultadas, sobre todo, cuando se tira de la hemeroteca y se escuchan las críticas de Nueva Canarias contra el peso de Tenerife en la política regional en las 2 últimas décadas. “Es una estigma que queremos evitar“.