¿Te comerías un donuts si no se fabricara en Teror?

¿Te comerías un donuts si no se fabricara en Teror? ¿Y si viniera de Huelva? ¿O de Arinaga?

La economía global especula con el futuro de uno de los productos básicos de la memoria alimenticia de miles de niños, jóvenes, millenials y adultos que comieron donuts de azúcar hasta empalagarse.

Dentro de 2 años, la fábrica de Teror (antes Eidetesa) se fusionará con una de Oporto (Portugal). Ambas producirán solo de pan de molde. Y pasarán a ser propiedad de catalanes: Adam Foods.

El Ayuntamiento de Teror, en Gran Canaria, bajo el mando del PSOE, mira impotente cómo una de sus industrias señeras junto a la envasadora de aguas, sucumbe al peso de las multinacionales. “Si estuviéramos en Barcelona o Bilbao…, pero aquí el Gobierno canario guarda silencio cuando tendrían capacidad para exigir implantaciones territoriales acorde a la riqueza de un municipio o de una comarca y no de un simple intercambio de estampitas en grandes corporaciones. El consejero de Industria es de Teror. ¿Dirá algo?“, apuntan fuentes municipales.

En la fábrica de Teror trabajan unas 500 personas y en 10 años ha sido capaz de generar un negocio superior a los 90 millones de euros.

“Donuts de Teror es un símbolo de identidad como lo es el chorizo. No lo hemos valorado lo suficiente”, según portavoces municipales.

Bimbo, de nacionalidad mejicana, es el nuevo dueño de la fábrica de Teror y posee tres más: una en Tenerife, otra en Lanzarote (cerrada por ahora) y una de tamaño más reducido en Las Torres (Las Palmas).

Bimbo fabrica en el polígono de Arinaga (Gran Canaria), con una facturación en torno a los 12 millones de euros en lo que va de década.

Bimbo integra ahora Panrico y la transforma en Bakery Donuts.

Bimbo asumirá la coordinación de todo el entramado industrial de Donuts y todos sus derivados de dulces y postres, a través del CEO canario Santiago Guerra.

A partir de 2018, Teror pasará a manos del grupo catalán Adam Foods, dueño de marcas tan conocidas como Cuétara o Piara.

El acuerdo forma parte de la negociación con Adam Foods, que posee la denominación Panrico para España.

Desde el Ayuntamiento de Teror no hay dudas: “Por volumen de negocio comprobamos la viabilidad de una industria como Donuts de Teror. No entendemos por qué se tiene que vincular a otra fábrica de Oporto. Es un misterio que alguien debería aclarar“.

En julio de 2016, el PSOE desbancó a Nueva Canarias, el mismo partido que gobierna en Agüimes, donde está establecido Bimbo.

Las operaciones para traspasar la fábrica de Teror duran ya dos años. Hasta ahora, el Ayuntamiento apenas había resollado.