Ryanair pierde en el juzgado los 200 despidos de Canarias

Ryanair pierde en la Audiencia Nacional el expediente de regulación de empleo (ERE) para cerrar sus bases de Gran Canaria, Tenerife, Lanzarote (más de 200 trabajadores) y reducir la actividad en la de Girona. Los tribunales declaran ahora que es nulo, según  los sindicatos USO, Sictpla y Sepla.

Ryanair tiene ahora un plazo de cinco días para recurrir la sentencia. La compañía está aplicando un ERE temporal que afecta al 100% de la plantilla hasta mayo, aunque por causas de fuerza mayor y como consecuencia del coronavirus.

El ERE afectó a 224 trabajadores que ahora tendrán que ser readmitidos “en las mismas condiciones de trabajo en que venían desempeñando sus servicios antes del despido colectivo y con abono inmediato de los salarios dejados de percibir desde la extinción del contrato“.

Según concluye el Alto Tribunal, “la empresa no quiso abordar un periodo de consultas conforme al artículo 51.2 del Estatuto de los Trabajadores. Se aprecia mala fe, fraude, coacción y abuso de derecho en el proceder patronal“.

Ryanair justificó el ERE y el repliegue en España por la falta de rentabilidad, el retraso en las entregas de los aviones Boeing Max y los posibles efectos de un Brexit duro.

El grueso de los despidos se ejecutó en Canarias, pero 13 bajas correspondieron a la base de Girona, que finalmente se mantuvo operativa durante el invierno, hasta que dejó de funcionar por el virus.

En el momento en el que se ejecute la sentencia se abrirá la incógnita sobre si los trabajadores readmitidos pasarán directamente al Erte o si Ryanair tendrá que presentar un nuevo expediente o modificar el actual.