Román Rodríguez ejerce el liderazgo político de Canarias en Europa

El vicepresidente del Gobierno recuerda que el nuevo marco financiero de la UE, que revisará figuras como el REA o el Aiem, corresponde a la presión de los países con territorios RUP

Román Rodríguez ejerce el liderazgo político de Canarias en Europa durante una intervención en el Parlamento regional.

Román Rodríguez, vicepresidente del Gobierno y consejero de Hacienda y Asuntos Europeos, aprovechó una comparecencia en la Cámara 24 horas después de que se trascendiera el anuncio de Agrupación Socialista Gomera (ASG) para redactar una ley de la industria vinculada al fuero isleño en Europa.

La ley, pactada entre ASG y la patronal Asinca, cogió por sorpresa a las demás fuerzas que componen el pacto de las flores del Gobierno regional, incluido PSOE, Nueva Canarias y Podemos.

La ley, tal y como informó este periódico, persigue blindar a la industria de los cambios institucionales que se prevén en las reformas financieras de Bruselas, incluidas figuras de protección o apoyo como el REA o el Aiem.

Aunque Román Rodríguez no aludió a ASG ni a Asinca ni tampoco a la posible ley de industria, el vicepresidente protagonizó un declaración de principios del Gobierno por mantener la presión sobre los estados con regiones ultraperiféricas -España, Francia y Portugal- para hacer valer el estatus especial en la negociación del nuevo marco financiero plurianual de la Unión Europea.

Rodríguez, que contestó en el Pleno del Parlamento a 3 preguntas relacionadas con este asunto, señaló que si bien en el Parlamento europeo las RUP contarán con apoyos claros, éstos no lo están tanto en el caso de la Comisión Europea. “De todos modos y en última instancia- continuó- quien realmente controla la Unión son los jefes de gobierno o de Estado, por lo que es imprescindible la unidad de acción de España, Francia y Portugal para la defensa de nuestros intereses en el nuevo período”.

El vicepresidente confió, no obstante, en el anclaje jurídico de la ultraperiferia en el artículo 349 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea y en la sentencia europea de diciembre de 2015, que ampara el derecho de estas regiones a recibir políticas moduladas y adaptadas en función de sus peculiares condiciones.

Román Rodríguez, en el Parlamento canario; detrás, la diputada socialista Nayra Alemán.

Rodríguez explicó que en estos momentos existe mucha incertidumbre sobre el resultado final de la negociación presupuestaria, condicionada por la salida del Reino Unido, un estado que es contribuyente neto de la Unión.

La posible merma de los ingresos, unida a las nuevas prioridades sobre el cambio climático o la política en materia de defensa, pueden afectar a los fondos que reciben las RUP, “si bien nuestra cobertura jurídica nos pone en condiciones de defender el actual nivel de ayudas, el porcentaje de la co-financiación y el desarrollo reglamentario de las ayudas de Estado”.

Todos estos asuntos fueron abordados en noviembre de 2019 en coincidencia con la celebración, en Bruselas, de la Conferencia de Presidentes de las Regiones Ultraperiféricas, que incluyó también un encuentro con el presidente de la comisión de Desarrollo Regional del Parlamento europeo y con los representantes de los gobiernos de España, Francia y Portugal.

A este respecto, el vicepresidente señaló que existe unidad de acción en las RUP y que los estados miembros deben trasladar ahora esta posición al seno de las instituciones europeas para colocar en buena posición los intereses de las regiones.