EL PUERTO DE LA LUZ TENDRÁ GAS

Comienzan los trámites institucionales para dar luz verde en 2018 al primer operador en tierra para la construcción de una regasificadora. Las Palmas toma la delantera frente a Enagás en Granadilla

El Puerto de La Luz tendrá gas y no será sobre buques probetas sino en tierra, como pretende Tenerife en Granadilla.

El proyecto acaba de arrancar de forma oficial en las dependencias de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, con la recepción de una solicitud de suelo para iniciar en 2018 las obras de construcción de una regasificadora de tamaño medio, según fuentes oficiales.

El nombre del operador se guarda, por ahora, con discreción institucional hasta que concluyan los estudios preliminares que, según las mismas fuentes, reúne todas las garantías del mercado, tanto en eficiencia como en rentabilidad.

El hecho de que la Autoridad Portuaria de Las Palmas valore de forma positiva la idoneidad del candidato y su proyecto empresarial, supone un cambio de rumbo en la política seguida en los últimos 20 años en GC, sobre todo, desde que José Carlos Mauricio abanderó la instalación de una regasificadora en el límite municipal de Agüimes y Santa Lucía de Tirajana, que jamás cuajó.

Ahora, la Autoridad Portuaria de Las Palmas que preside el socialista Luis Ibarra se posiciona de forma tajante para “ser coherente con los cambios en el ciclo energético y dar respuesta a la nueva demanda de buques sostenibles con el medio ambiente que están saliendo de los astilleros”.

En septiembre del pasado año, ya Luis Ibarra dejaba caer una pista: “En esta isla (Gran Canaria) no tenemos refinería, pero somos el segundo puerto de España en suministro de combustible. El Puerto ha encargado un estudio para conocer las necesidades energéticas del Puerto y puedo adelantar que esperamos un resultado óptimo. El Puerto tendrá gas y está hablado con el presidente del Cabildo de Gran Canaria. Insisto, no vamos a renunciar al suministro de gas“.

La asunción de una oferta para gas en tierra en el Puerto de Las Palmas, coincide en el tiempo con los cambios de última hora registrados en el PSOE, que acaba de renovar su junta regional con la designación de Ángel Víctor Torres como secretario general y con la incorporación de Ibarra al área económica de la insular de Gran Canaria que dirige Sebastián Franquis.

El PSOE, además, acaba de cerrar acuerdos estructurales con el Gobierno de Fernando Clavijo que le confieren más poder e influencia en contenciosos como el presupuesto regional o el reparto de cargos en instituciones de peso, como la Audiencia de Cuentas, el Consejo Consultivo, el Diputado del Común o el consejo de la Tele Canaria, donde ha ganado una vocalía más.

El PSOE controla, ahora mismo, las presidencias del Puerto y del Consejo Económico y Social (Blas Trujillo).

PSOE y CC también gobiernan juntos en 20 ayuntamientos y 4 cabildos, con la salvedad de que el presidente de Lanzarote, Pedro Sanginés, se mantiene en minoría sin mociones gracias a respaldos tácitos de los socialistas.

La propuesta del operador de gas en tierra se fija desde el inicio para el Puerto de La Luz, que proveerá el suelo para instalar la regasificadora. “Arinaga está descartada“.

La iniciativa se trasladará a lo largo de 2018 al consejo de administración del Puerto para su información y, a medida que logre los permisos administrativos, se irá formalizando el conjunto de procedimientos para su aprobación final.

Aunque Ibarra es afiliado del PSOE, la admisión de la propuesta es puramente técnica.

Sin embargo, proyectos de esta envergadura precisarán, a medio plazo, del beneplácito político por la oposición férrea que mantiene desde hace 2 décadas el hoy regidor del Cabildo GC, Antonio Morales, a quien no le acompañan las cifras de penetración de energías renovables para seguir expresando su rechazo al gas.

Fracaso de las energías limpias

Según un informe de 2017 de Gas Natural, el índice de entrada de las energías limpias en GC apenas llega al 8% mientras que en la Península supera el 37%.

El Plan Energético de Canarias, Pecan, prevía entre un 15% y un 25% de energías alternativas para reducir la factura de la luz. Los hechos son tozudos: las 2 grandes centrales de Endesa siguen quemando residuos fósiles (fuel-oil) para producir energía eléctrica pese a ser emisores de partículas contaminantes.

Las fuentes consultadas creen que “la madurez de la economía canaria exige también respuestas maduras“, lo que entra en consonancia con el proyecto renovador que impulsa Torres para el PSOE canario.

Coalición Canaria está en la misma línea pese que un proyecto de esta naturaleza significaría que GC le echa la pata por delante a Tenerife, donde encima la Comisión Nacional de la Competencia le obliga a revisar de nuevo el proyecto antes de dar cualquier autorización.

El anuncio de Enagás para levantar una regasificadora en Granadilla tardará al menos 4 años y una más pequeña en GC no llevaría ni la mitad.

La regasificadora del Puerto de La Luz suministraría sobre todo a buques, desecharía por completo cualquier plan de gas-ciudad y si estimaría la posibilidad de conectar en el futuro con la central de Juan Grande.

De materializarse, el PSOE y CC estarían en la misma línea para la diversificación energética, un concepto que también asume el PP, impulsor por otro lado de Enagás, coparticipado por el Estado al ser el operador de la red gasística de España.

En el consejo de Enagás se sienta la economista canaria Rosa Rodríguez, del PP.

Por lo tanto, la suma de PP, CC y PSOE en el Puerto, dejarían en soledad a Morales, que ocupa un sillón en el consejo desde 2015.

El Cabildo, además, carece de competencias sobre las operaciones en suelo portuario y su pacto de gobierno con el PSOE en el Cabildo comprometería su posición sobre la competitividad del Puerto a poco más de un año de las elecciones regionales.

En las últimas semanas, Nueva Canarias ha atacado con dureza al Partido Socialista por negarse a destituir al presidente del consejo rector de la Tele Canaria, Santiago Negrín.

El PSOE se ha sentido agredido por los recursos mediáticos utilizados por NC pese a gobernar en alianza en el Cabildo y el Ayuntamiento de LPGC.

El gas es una energía más barata y más limpia que el petróleo. A diferencia del viento o el sol, garantiza una estabilidad en precios y en eficiencia sin esperar a las primas que otorga el Estado para garantizar el suministro en las Islas.

El desarrollo del gas se ha visto alterado por los vaivenes políticos de Morales, hasta el punto de que el grupo canario de la empresa Gascan se vio forzado a salirse del proyecto vendiendo en 2011 sus acciones a Enagás.

Ahora, el Puerto sale al paso con la solicitud de un operador sólido “al que recibimos con agrado“, cambiando por completo la posición de neutralidad mantenida en los 3 últimos años, donde llegó a estar dispuesto a comprar gas en Granadilla y transportarlo hasta GC, con tal de esquivar la presión institucional de Morales.

La inversión de la regasificadora podría superar los 65 millones de euros.