PROSTITUCIÓN MUEVE EN EUROPA 32.000 MILLONES

Concluye en Madrid el congreso 'Avances y retos de futuro en la lucha contra la trata y explotación sexual de mujeres y niñas'. En España operan más de 400.000 prostitutas

Prostitución mueve en Europa más de 32.000 millones de euros, según datos de Europol expuestos en Madrid en febrero de 2019 durante el congreso “Avances y retos de futuro en la lucha contra la trata y explotación sexual de mujeres y niñas“, organizado por la Coalición contra la Trata de Mujeres (CATW) en colaboración con la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres.

La radiografía del negocio de la prostitución en Europa va a la par con otros continentes como América y Asia, sobre todo, donde los ingresos globales estimados superan los 108.000 millones de euros, según los estudios de Naciones Unidas.

Previsiblemente, el volumen de dinero sea mayor porque la ONU admite su frustración al reconocer que por cada 5 mujeres identificadas como objeto de prostitución, 100 quedan fuera de las estadísticas.

El 94% de las víctimas se concentra en niñas y mujeres, lo que acredita un “fracaso de la humanidad y de las sociedades desarrolladas que son las principales prestatarias de unos servicios deplorables“, según fuentes de la organización del congreso.

A pesar de contar con unas cifras tan alarmantes, en general, la voluntad política de los gobiernos y sus inversiones en materia de protección y promoción de los derechos de niñas y mujeres muestran un peligroso retroceso“, denuncian algunos de los asistentes consultados por este periódico.

La delegada del Gobierno para la Violencia de Género, Pilar Llop; la presidenta del Comité para la eliminación de la discriminación contra la mujer (CEDAW), Dalia Leinarte; o la directora de la Coalición contra la Trata de Mujeres (CATW), Taina Bien-Aimé, fueron algunas de las expertas que participaron en las jornadas.

Esther Torrado, flanqueada por Juana Hernández (Plataforma Abolicionista de la Prostitución) y Dolores Delgado, en Casa Colón. (Foto E21).

Por Canarias acudió la profesora de la Universidad de La Laguna Esther Torrado, una de las autoridades más cualificadas de España autora de los informes sobre la prostitución encargados por el Instituto Canario de Igualdad del Gobierno autónomo.

El objetivo del congreso trató de fijar las bases para perfilar nuevas estrategias frente a los objetivos mundiales marcados en la lucha contra la trata y desarrollar soluciones más innovadoras que protejan a las víctimas.

Además, se ha pretendido dar a conocer los efectos devastadores que padecen las víctimas de explotación sexual y transmitir la urgente necesidad de seguir investigando en esta materia.

El Gobierno de Pedro Sánchez dio los primeros pasos legales el 23 de noviembre de 2018 con un informe sobre el anteproyecto de la futura Ley de Integral contra la Trata de seres humanos.

El núcleo de la futura normativa aspira a mejorar la protección y atención a las víctimas y también pone el acento en la prevención.

En esta línea, reivindica medidas educativas para desincentivar la prostitución así como para impulsar la formación especializada en perspectiva de género y derechos humanos como elemento clave a la hora de abordar este fenómeno criminal.

En la actualidad, la Ley de Seguridad Ciudadana establece sanciones administrativas de elevada cuantía si se solicitan o disfrutan de servicios sexuales en zonas de tránsito público, cerca de lugares destinados a su uso por menores o en zonas que pueda generar un riesgo para la seguridad vial.

La explotación sexual está penalizada en el Código Penal, pero el Gobierno plantea otros caminos para penalizar otras vías de explotación sexual que llevan a la prostitución, teniendo en cuenta la delgada línea existente entre la trata, la explotación sexual y la prostitución.

Pero no todo fueron rosas para la posición del Gobierno, porque en la inauguración de la conferencia, la presidenta de la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres (Cimtm), Susana Martínez, criticó la “inmovilidad” de los partidos políticos en España ante este negocio, y pidió medidas para la “erradicación” del consumo del sexo. “Tenemos que impedir la normalización del consumo como una forma de la relación que se quiera o acepte para futuras generaciones“.

Suecia fue pionera en penalizar a los clientes de la prostitución en una ley aprobada en 1999, una norma que sirve de barrera contra el mercado de mujeres y niñas.

En España se calcula que operan unas 400.000 prostitutas.