MONTERO REFORZADA POR SÁNCHEZ

Montero es reforzada por Pedro Sánchez en el nuevo Gobierno, de manera que a quien no quería caldo, le dan 2 tazas, como reza el dicho canario, en alusión a Pablo Casado, líder del PP.

María Jesús Montero, la ministra que pedía descabalgar el PP por pertenecer al Gobierno andaluz en la etapa de José Antonio Griñán, sube en el escalafón del poder estatal como ministra portavoz a la vez que mantiene la cartera de Hacienda.

Montero sustituye a Isabel Celaá en el nuevo Ejecutivo de coalición con Unidas Podemos.

La andaluza mantiene buenas relaciones con los integrantes del partido de Pablo Iglesias. De hecho, ha sido una figura clave a la hora de dar formar al acuerdo programático que han pactado ambas fuerzas políticas.

El propio Pablo Iglesias destacó su figura en el debate de investidura para agradecerle, tanto a ella como al dirigente de Podemos Pablo Echenique su labor “clave” para consensuar el acuerdo.

Entre los principales retos que deberá acometer Montero en la nueva etapa al frente de Hacienda se encuentra reducir el déficit público del 2% del PIB en el que el Gobierno confía haber cerrado 2019 al 1,1% en 2020, lo que supondría acometer un ajuste de unos 10.000 millones de euros.

Además, tendrá que trabajar para reducir la ratio de deuda pública de entorno del 96% del PIB previsto en 2019 al 94,6% del PIB comprometido para el ejercicio actual.

Montero prevé varias medidas fiscales, como el aumento de Sociedades, del IRPF a las rentas más altas, la creación de las tasas ‘Google’ y ‘Tobin’ y avanzar en fiscalidad medioambiental, entre otros.

Montero (Sevilla, 1966) llegó al Ministerio de Hacienda en junio de 2018 procedente de la Consejería de Hacienda de la Junta de Andalucía, cargo que ocupaba desde 2013.

Licenciada en Medicina y Cirugía, antes fue consejera de Salud y Bienestar Social (2012-2013) y de Salud durante las legislaturas comprendidas entre 2004-2012. A todo ello se une que fue subdirectora médica del Hospital Universitario Virgen de Valme y ocupó varios cargos en el complejo sanitario Virgen del Rocío, ambos en Sevilla.