Luengo da la espalda a CC para abrazar NC

Luengo da la espalda a CC para abrazar Nueva Canarias.

José Miguel Luengo ha sido durante más de dos décadas director plenipotenciario de la sede del Gobierno regional en Bruselas.

Por su mesa han desfilado miles de expedientes comunitarios relacionados con la ayudas de Estado que no son otra cosa que la riada de subvenciones que van de lo público a lo privado.

Ha conocido a tantos consejeros y directores generales como plátanos en una manilla, hasta convertirse en indispensable para sectores económicos, consultorías y lobbies empresariales con nombres y apellidos.

Hace poco se incorporó a su puesto de funcionario en la Comunidad autónoma con el fin de diseñar una pronta jubilación pero ya es conocido, en los mentideros que miran a Europa, que Luengo cumple a la perfección aquello de más vale malo conocido que bueno por conocer.

Luengo, astuto donde los haya, fue leal a los ex presidentes Adán Martín, a Paulino Rivero y a Fernando Clavijo hasta que dejó entrever su marcha con el paso a la oposición de CC.

Pero el guión del servicio público se escribe, a veces, más allá de los despachos oficiales y alguien ha mediado para que Luengo vuelva a Bruselas.

En esta ocasión, el impulsor de su resurgimiento es el vicepresidente del Gobierno, Román Rodríguez, dispuesto a valorar la trayectoria de Luengo antes de que la plaza de director en Bruselas la reclame el PSOE, que ya contaba con un candidato de sobra conocido. Al tiempo.