Iglesia sufre otro escándalo de pedofilia: ahora en Alemania

Un estudio desvela 3.677 víctimas y acusa a 1.600 sacerdotes. El Papa convoca a los presidentes de todas las conferencias episcopales en una cumbre extraordinaria en febrero para abordar los abusos

Iglesia sufre otro escándalo de pedofilia: ahora en Alemania contra 3.677 menores.

La bola crece y crece. Estados Unidos, Irlanda, Chile, Alemania…

La investigación periodística del Boston Globe desvelaba que la comisión de delitos sexuales afecta a un 6% del clero. Algunos investigadores creen incluso que se trata de un síndrome estructural al que no se ha puesto remedio. Por lo menos hasta ahora.

El Papa Francisco, en una decisión sin precedentes en el Vaticano, convoca a todos los presidentes de las conferencias episcopales a una cumbre extraordinaria en febrero para abordar, de una vez por todas, la pedofilia.

El anuncio del Pontífice se conoce después de que la Iglesia católica alemana asumiera este miércoles, 12 de septiembre, sentirse “consternada y avergonzada” tras la filtración de un estudio que revela que miles de niños sufrieron abusos a manos de  sacerdotes entre 1946 y 2014.

Somos conscientes de la amplitud de los abusos sexuales que demuestra el estudio. Nos sentimos consternados y avergonzados por ello“, declaró el obispo Stephan Ackermann en nombre de la Conferencia episcopal, según France Press.

El documento, encargado por la Iglesia en 2014, se iba a presentar en la conferencia programada para el 25 de septiembre en Fulda.

Al menos 3.677 niños, en su mayoría varones menores de 13 años, fueron víctimas de abusos sexuales por parte de 1.670 clérigos, revelaron los semanarios Spiegel y Die Zeit.

Durante tres años y medio, un grupo de investigadores de las universidades de Mannheim, Heidelberg y Giessen examinó 38.000 ‘dossiers’ y manuscritos provenientes de 27 diócesis alemanas y transmitidos por la Iglesia.

En Alemania, además, en 2017, se dio a conocer un informe según el cual al menos 547 niños del famoso coro católico de Ratisbona fueron víctimas de abusos entre 1945 y 1992.

En este caso, el hermano del ex Papa Benedicto XVI y el cardenal Gerhard Ludwig Müller, exjefe de la Congregación para la Doctrina de la Fe, destituidos en 2017 por Francisco, están indirectamente implicados.

El obispo Georg Ratzinger, quien dirigió entre 1964 y 1994 este coro milenario de niños cantores, dijo que no estaba al corriente de los abusos sexuales. El abogado de las víctimas, Ulrich Weber, señala que “hizo la vista gorda” e hizo prevalecer una “cultura del silencio“.

La cumbre de obispos se celebrará entre los días 21 a 24 de febrero en el Vaticano.

El Santo Padre, tras escuchar al Consejo de Cardenales, ha convocado una reunión con los presidentes de las Conferencias Episcopales de todo el mundo para hablar de la prevención de abusos a menores y adultos vulnerables“, señaló la vicedirectora de la oficina de prensa del Vaticano, Paloma García Ovejero.

Este jueves, 13 de septiembre, Francisco recibiría a varios obispos de Estados Unidos tras los escándalos de abusos que han salpicado a la Iglesia de ese país.

De forma paralela, este miércoles concluyó la reunión de tres días que han mantenido en el Vaticano el consejo de 9 cardenales nombrados por el papa Francisco para ayudarle en sus reformas, el llamado C9.

En la última sesión de este miércoles, no estuvieron presentes los cardenales Francisco Javier Errázuriz Ossa, arzobispo emérito de Santiago y muy cuestionado en Chile por los escándalos de abusos a menores, ocultados por la Iglesia de ese país; George Pell, que afronta en Australia un juicio relacionado con abusos sexuales; ni Laurent Monsengwo Pasinya.

El pasado lunes, el C9 ya explicó en un comunicado que había propuesto al papa Francisco reflexionar sobre “el trabajo, la estructura y la composición del consejo“.

La próxima reunión del C9 tendrá lugar los próximos 10, 11 y 12 de diciembre.