Ibarra: “No podemos permitir que haya 3 islas en Gran Canaria”

El candidato del PSOE al Cabildo GC lanza 9 de medidas de riesgo para evitar la despoblación de la Isla a base de un nuevo modelo "cohesión territorial"

Ibarra afirma que la economía isleña “no se puede permitir que haya 3 islas en Gran Canaria“.

Luis Ibarra, economista de profesión, es el candidato del PSOE a la presidencia del Cabildo en GC en las elecciones de mayo de 2019.

Ibarra pronunció una conferencia de 30 minutos durante las jornadas de municipalidad del PSOE en el Cicca (Fundación Caja de Ahorros) a la que asistió, en el acto de clausura, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Ibarra, en una exposición demográfica tan novedosa por su temática como fresca por el uso de la interactividad virtual, conluye que el eje de su programa político se resume en “cohesionar”  a “esas 3 islas en una sola Gran Canaria“.

Ibarra alertó que la mitad del suelo de la isla “está abandonado” y “si queremos avanzar en el desarrollo social y económico de Gran Canaria debemos hacer una gran apuesta inversora que incluya a todos los municipios“.

Ibarra abundó en la pérdida gradual de población en el centro de Gran Canaria, que se arrastra desde hace medio siglo, mientras que el Norte, la capital LPGC y las áreas turísticas, sufren retrocesos demográficos en los 7 años precedentes.

Solo el corredor del Sureste (Ingenio, Agüimes y Santa Lucía) mantiene el vigor del equilibrio vegetativo (relación entre nacimientos y fallecidos) amparados por los precios más asequibles de la población que trabaja en la ciudad y en los núcleos turísticos de San Bartolomé de Tirajana y Mogán.

Luis Ibarra aprovechó la jornada sobre municipalidad socialista para poner en escena las claves de su programa de gobierno en el Cabildo.

Ibarra se cuidó de no aludir al balance de mandato de Antonio Morales al tratarse de un pacto entre Nueva Canarias y el Partido Socialista, sobre todo, porque en las primeras filas se sentaba el vicepresidente insular y secretario regional, Ángel Víctor Torres.

Pero Ibarra, que fue consejero de Hacienda en el Cabildo durante la legislatura de José Miguel Pérez (con apoyo de NC), se centró en las estadísticas de población para acreditar que Gran Canaria (y el resto de las Islas) se enfrenta a “uno de los mayores retos de su historia: la vejez de sus habitantes”.

Los “riesgos“, según Ibarra, se concentran en un dato del que parten de los demás: el 15% de sus residentes superan los 65 años.

De 2000 a 2018, la edad media ha pasado de 41 a 43 años para el conjunto de la ciudadanía.

Según Ibarra, “ni imaginamos los problemas para el cálculo de pensiones o para los costes de los servicios socio-sanitarios“.

En este sentido, Canarias sigue la estela de la tabla española: 1,3 hijos por unidad familiar, poco más que China, con 1,22.

España ocupa el lugar 188 en índices de natalidad de los 198 países incluidos en las estadísticas internacionales.

En la actualidad, 385.000 grancanarios superan los 18 años y la mitad se concentran entre 40 y 44 años de edad.

Han subido los decesos un 2% de 2017 a 2018 mientras los nacimientos han bajado un 6% en el mismo periodo, el más bajo desde 1941“.

Debemos tomar consciencia de que un tercio de jóvenes entre 25 y 34 años carecen de trabajo y no se insertan en la economía, con lo cual su garantías de estabilidad familiar son difíciles“.

Ibarra expuso, con vehemencia y varias interrupciones de aplausos, “varios signos de esperanza” aprobados por el Gobierno del PSOE que combaten los riesgos de despoblación, como el aumento del salario mínimo, las medidas de conciliación familiar o los controles de precios en los alquileres, “pero hay que insistir más en medidas que frenen ese riesgo frente al modelo neoliberal que nos ha conducido al fracaso más absoluto“.

Ibarra alertó de que los municipios de San Mateo, Valleseco, Tejeda, Artenara y Moya no han dejado de restar población y algunos de ellos se quedarán con menos de mil habitantes en solo 2 años.

Ya hay más población mayor de 15 años que menor de 15 años”. “O nos mentalizamos de la cohesión territorial o lo vamos a lamentar“.

Ibarra propone 9 “medidas genéricas” frente a la despoblación un “modelo de más igualdad entre municipios que supere nuestros retos demográficos”.

  1. Trabajo conjunto entre ayuntamientos, cabildo y comunidad autónoma.
  2. Delimitar las zonas con mayor despoblamiento con carácter de riesgo.
  3. Priorizar las políticas activas de empleo en las zonas infrademográficas.
  4. Ampliar la conectividad del transporte terrestre, de telefonía e Internet.
  5. Dotar con más recursos los servicios públicos en Sanidad, Educación y Servicios Sociales.
  6. Inmigración regulada para determinados sectores como el primario.
  7. Fomento de la agricultura a través de programas de cooperativas y precio justo.
  8. Exigir a REE el inicio de las obras de Chira-Soria para la sostenibilidad energética.
  9. Combatir la discriminación de género para recuperar a la mujer en la zonas más sensibles.