Explosión en Francia devuelve el fantasma del terrorismo

Explosión en Lyon (Francia) devuelve el fantasma del terrorismo a la comunidad europea.

Un paquete bomba explotó en el centro de Lyon (la segunda ciudad en importancia de Francia), dejando al menos 13 personas heridas.

El Gobierno galo abrió una investigación sobre terrorismo y la policía llamó a los testigos para que encontraran al sospechoso.

La principal línea de investigación apunta a un hombre vestido con un suéter negro, mangas enrolladas y una bermuda beige, que lleva lo que parece ser una gorra o capucha.

Con el rostro oculto, empujaba hasta el lugar de los hechos una bicicleta a su derecha sin apenas apresurarse. Momentos antes, el sospechoso, de unos 30 años de edad, depositó una caja de cartón junto a una panadería de la calle Víctor Hugo, una de las más transitadas del área comercial de Lyon.

Canarias mantiene líneas directa de avión con la capital lyonesa, una de las más bellas y animadas de toda Europa.

El uso de tornillos para mejorar el daño humano en dispositivos explosivos improvisados ​​(conocidos como IED) es un método de acción recomendado por la organización del Estado Islámico (IS) en sus tutoriales en Internet.

Los terroristas del 13 de noviembre de 2015 en París, también los usaron para agravar la carga de sus cinturones explosivos. Pero el enfoque de las elecciones europeas también puede sugerir un acto de importancia política.