Diputado del Común: Gustavo Matos ensalza los 35 años del “salvavidas de muchas personas”

El presidente del Parlamento de Canarias, Gustavo Matos, afirma que los 40 años de autonomía que cumple Canarias en 2022 “no se conciben sin los 35 años de la Diputación del Común”. En la conmemoración de estas tres décadas y media de la institución, subrayó que el parlamentarismo está “indeleblemente unido” a este órgano.

La sede de la Cámara acogió un acto en el que estuvieron presentes el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, el actual responsable de la Diputación del Común, Rafael Yanes, Jerónimo Saavedra como ex presidente del Gobierno de Canarias y ex diputado del Común, y representantes de los restantes responsables de la institución: Luis Cobiella, Arcadio Díaz Tejera, Fernando Giménez y Manuel Alcaide.

En su intervención, Gustavo Matos indicó que en estos momentos en que la ciudadanía “mira con cierto recelo hacia las instituciones”, una entidad como esta “representa un salvavidas para muchas personas, para hacer valer sus derechos cuando se enfrentan a la maraña administrativa”. Aseguró que esta fecha “la marcaremos siempre con honor en el calendario de la historia del Parlamento de Canarias, que alberga hoy este acto con orgullo”.

Por su parte, Rafael Yanes sostuvo que es “una excelente oportunidad para mirar hacia atrás y analizar el camino recorrido”. Recordó que desde que se firmase la primera ley del Diputado del Común “han pasado 35 años en que hemos visto crecer en eficacia la actividad de la institución, que comenzó con una primera queja ciudadana que Luis Cobiella atendió en su domicilio particular. Hoy la institución está presente en las ocho islas, hemos tramitado más de 50.000 expedientes en defensa de los más débiles de la sociedad y la Diputación está plenamente asentada en nuestra sociedad”, valoró.

También Ángel Víctor Torres destacó el papel de la Diputación, a la que se refirió como “un vehículo magnífico para llevar la voz de la ciudadanía a las instituciones”. Aseguró que estar cerca de la ciudadanía “nos hace no perder el contacto con la realidad” y para ello, consideró este órgano “un bien de Canarias absolutamente necesario, que nace de algo complicado de aplicar a los tiempos presentes: el consenso”.

El presidente de Canarias señaló que la presencia de la Diputación “ha aumentado en la sociedad canaria”, valoró la “labor excepcional” realizada por todos sus titulares y, también, la novedad incorporada en este mandato con la creación de la figura de la adjunta en materia de igualdad, “algo necesario y un absoluto acierto”. Torres recalcó que los datos “irrefutables e indiscutibles” que se desprenden del trabajo de la institución, como el 60% de quejas con resultado positivo, “obligan a felicitar a la sociedad canaria”.

En el acto se procedió a la entrega de distinciones a todos los titulares que han estado al frente de la Diputación. Intervinieron, asimismo, el presidente de la Audiencia Nacional, Ramón Navarro, Álvaro Gil-Robles, quien redactó el proyecto de Ley del Defensor del Pueblo de España en 1981, y Gloria Lomana, periodista y escritora.