Centros Comerciales reclama abrir todos los días durante 2 años

La patronal Aecpc lanza una batería de medidas al estado para salvar una actividad que emplea a más 730.000 personas. Pide al Estado la apertura de domingos y festivos hasta 2022 y exención del IGIC

Centros Comerciales reclama al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo medidas para reactivar el consumo una vez finalice el confinamiento del Estado de Alarma y pone el foco en “la esperada recuperación” del sector tras la reapertura, según la patronal Aecpc en un comunicado.

Centros Comerciales confía en mantener, “a la mayor brevedad posible“, una reunión con el gabinete dirigido por Reyes Maroto para abordar la aplicación de estas medidas, “que son críticas tanto para la supervivencia como para la reactivación de un sector que emplea a más de 730.000 profesionales“.

La patronal trata de garantizar que la decisión del Ministerio, de materializarse, sea de obligado cumplimiento en las comunidades autóomas con facultades para decidir la apertura en domingos y festivos según el calendario comercial.

En Las Palmas o Santa Cruz de Tenerife, los centros comerciales autorizados corresponden a tiendas inferiores a 300 metros siempre que se sitúen en zonas turísticas.

La asociación plantea una serie de medidas para reactivar el consumo a medida que la crisis sanitaria lo permita, a través de una serie de acciones que favorezcan el consumo en tiendas físicas y locales de ocio y permitan recuperar a los operadores los días de cierre.

La apertura de todos los domingos y festivos, en todo el territorio nacional, sería en el territorio nacional durante los ejercicios 2020 y 2021, para recuperar las semanas que han tenido que permanecer cerrados.

También demanda una flexibilización en las limitaciones horarias de apertura al público y se plantean otras medidas encaminadas a la reactivación de la actividad comercial, como es la petición de reducción de los tipos del IGIC aplicables a los establecimientos físicos y la puesta en marcha de un periodo especial de promoción de un mes, para la recuperación de las actividades comerciales, de ocio y de restauración, en los que se puedan realizar ventas sin imposición indirecta.

Así, la AECC ha solicitado medidas fiscales, laborales y de reactivación de la actividad comercial para minimizar los efectos en el sector, de los más afectados junto al turístico y el hotelero, de la crisis por el coronavirus.

Entre las medidas que solicita al Gobierno destacan ayudas a los inquilinos para el pago de los alquileres, con medidas de crédito fiscal y reducción de impuestos sobre su actividad.

Además, AECC pide la exención de cuotas de la Seguridad Social y la flexibilización de los requisitos para acceder a los avales asegurados por el ICO, todo ello para garantizar la liquidez de los operadores.

También solicita la exención durante el período de alarma de impuestos y tasas ligados a la actividad de los centros y parques comerciales, así como deducciones fiscales para los propietarios que aplacen o bonifiquen rentas.

Igualmente, la asociación plantea la agilización en la tramitación de los Ertes, así como la flexibilización en la reincorporación de los trabajadores, una vez se produzca la apertura del comercio, para que pueda ajustarse al ritmo de recuperación del consumo.

El sector de los centros y parques comerciales en España, con una cuota de mercado superior al 18%, aporta más de 8.400 millones de euros al PIB y genera más de 730.000 empleos, de los que un 46% son directos, lo que representa más del 2% del empleo total del país.