Cajasiete de las más solventes del sector financiero español

El ratio de solvencia se sitúa en un 15,57% y los créditos a clientes suben un 7,6%. La entidad refuerza su compromiso con Canarias con la Fundación y el Fondo de Educación y Promoción Cooperativa

Cajasiete refuerza su musculatura con la mejora de sus ratios financieros y de productividad, informa la entidad tras la asamblea general.

Los créditos a los clientes aumentaron un 7,6%, situándose en 1.540 millones de euros; el total de depósitos de clientes subió un 7,5%, situándose en 2.054 millones de euros, mejorando un año más su cuota de mercado regional.

Los resultados del ejercicio antes de impuestos fueron de 21,4 millones de euros, de los cuales 17,1 millones pasan a incrementar las reservas, reforzando aún más sus recursos propios y sus perspectivas de crecimiento.

El ratio de eficiencia (relación entre gastos y margen ordinario) se sitúa en el 50.7 %, lo que acredita una buena posición de generación de recursos.

El director general, Manuel del Castillo, resaltó el compromiso con la sociedad a través de la Fundación y del Fondo de Educación y Promoción Cooperativa, a los que se destinaron 3,2 millones de euros.

Manuel del Castillo, director general de Cajasiete.

El valor económico creado es de 68 millones de euros, de los que 19 millones van a pago a proveedores, 21 millones a gastos de personal, 7 millones a tributos pagados en Canarias y 3,2 millones al Fondo de Educación y Promoción.

El resto se retienen para capitalizar y hacer más sólida la entidad. El ratio de capital nivel I se sitúa en el 15,57%, situación muy holgada, muy por encima del legal exigido y uno de los mejores del sector financiero español, siendo el resultado de la política de capitalización llevada a cabo en los últimos años, dedicando el 80,16 % de los beneficios a reservas.

Manuel del Castillo presentó también la Memoria Social 2018, donde se resumen las principales aportaciones que Cajasiete hace a la comunidad, y que tiene la finalidad de compartir los resultados sociales y económicos de su compromiso con las personas y con la sociedad donde vivimos, en base a su modelo diferente de hacer banca, una banca de valores basada en la proximidad al entorno y preocupada por el mismo, que genera confianza, invierte en la economía real y trabaja para las generaciones presentes y futuras.

La misión de Cajasiete, recordó Manuel del Castillo, es “contribuir al desarrollo sostenible de Canarias, satisfaciendo las necesidades financieras de las personas, siendo fieles a nuestros valores. Como empresa genera riqueza y como cooperativa transforma esa riqueza en empleo de calidad y beneficio social. Su objetivo es ser la entidad financiera de referencia en Canarias”.

Los datos financieros por sí solos”, continuó Manuel del Castillo, “no dan una visión suficientemente amplia de la sostenibilidad de la empresa ni de su aportación a la sociedad. En el caso de Cajasiete, durante todo el periodo de crisis económica, hemos seguido invirtiendo en nuevas oficinas, hemos creado empleo de calidad y estable, hemos promovido y potenciado la igualdad entre hombres y mujeres, seguimos apoyando al sector primario mejorando las zonas rurales y el medio ambiente, y mantenemos un fuerte compromiso con los jóvenes y la formación. Las actuaciones de Cajasiete aportan, por tanto, un valor añadido a la sociedad, que no es el mero beneficio financiero, y éste se utiliza de forma responsable para garantizar su sostenibilidad y desarrollo futuro”.

Cajasiete con el equipo directivo en Canarias.

Cajasiete, prosiguió, “se encuentra en una excelente posición competitiva en el mercado financiero y está comprometida en dar la mejor respuesta a las necesidades financieras y de aseguramiento de las pymes y las familias canarias. Para adaptarnos a los hábitos cambiantes de nuestros socios y clientes estamos destinando importantes recursos a la digitalización, la transición hacia un modelo omnicanal, apostando por la gestión a través de los canales no presenciales como la banca por internet (ruralvia), el móvil y los cajeros de última generación, sin perder el trato directo y personal con los socios y clientes”.

Oficina digital

Manuel del Castillo destacó el “gran avance” que presenta la entidad en el entorno digital, en el que se han superado los 109 millones de operaciones realizadas a través de la banca por Internet, el 63% del total de transacciones de la entidad.

Con más de 205.000 clientes usuarios en banca digital, los cuales han procesado un volumen por esta vía que supera los 3.800 millones de euros, “y todo ello unido, a los más de 10.000 nuevos usuarios en nuestra app“.

En el Servicio de Atención Digital, destaca la mensajería instantánea, un canal privado de contacto con nuestros clientes tanto por web como por la propia app, y nuestro servicio oficial de mensajería por Whatsapp, el cual registra actualmente una media de 15 nuevos usuarios al día.

Además, Cajasiete habilitó un servicio de atención digital mediante gestores personales. Con esta nueva forma de atención, los clientes cuentan con un asesor personal con el que puede contactar por canales digitales específicos y con horario ampliado.

La acogida de los clientes está siendo muy positiva con más de un 97% de aceptación de los usuarios en el primer contacto.

Entidad canaria

Cajasiete es una entidad cooperativa de crédito totalmente privada, de capital cien por cien canario, con plena autonomía operativa, captando e invirtiendo todos sus recursos y beneficios en las siete islas del archipiélago canario.

Cuenta con 370 empleados; 96 oficinas (18 de ellas en la provincia de Las Palmas) y más de 50.000 socios.

La mayor vinculación de socios y clientes con la entidad es una realidad, con un aumento de productos contratados gracias a la banca de proximidad. La base de clientes superó los 250.000, de los que más de 50.000 son socios, es decir unos de cada 5 clientes es socio de la entidad, lo que consolida el modelo de negocio basado en el cooperativismo.

A su vez forma parte del grupo Caja Rural, que agrupa a 29 entidades, con más de 2.300 oficinas, y más de 8.000 empleados y con unos activos totales de 60.000 millones de euros.

El Grupo hace realidad los principios cooperativos de solidaridad, ayuda mutua e intercooperación y dispone de mecanismos de protección con fondos privados de solidaridad cooperativa que contribuyen a su sostenibilidad Las principales sociedades del Grupo son: Banco Cooperativo Español, S.A.; Rural Servicios Informáticos, S.C., y Rural Grupo Asegurador, por medio de las cuales se desarrollan todo tipo de actividades financieras y de servicios.