Blackstone ya es el gigante turístico de Canarias con 20 hoteles

El fondo de inversión de Estados Unidos cierra en un año 2 operaciones por 2.500 millones de euros con la compra de HI Partners e Hispania. Controlará unas 15.000 camas

Blackstone ya es el gigante turístico de Canarias con 20 hoteles.

Blackstone es un titán americano con una cartera de 375.000 millones de euros capaz de comprar todo lo que se le ponga por delante.

Blackstone es el nuevo líder turístico de las Islas tras cerrar con éxito en menos de un año 2 operaciones de calado por 2.500 millones de euros: la adquisición en 2017 de de HI Partners (Banco Sabadell) y ahora la socimi Hispania.

Blackstone, que cotiza en la Bolsa de Nueva York, llevará a cabo una opa de exclusión sobre Hispania, lo que implica la pérdida de la condición de socimi.

Pero la compra de Hispania no es la única incursión del fondo en el segmento hotelero.

Según fuentes de grandes consultoras como Deloitte, “existe un amplio margen de maniobra negociadora en un momento dulce del turismo y del sector inmobiliario turístico“.

En la práctica significa, según las mismas fuentes, que la cartera de Blackstone sigue “muy propensa a nuevas adquisiciones“.

Blackstone compró HI Partenrs a Sabadell por 630 millones de euros, a cambio de 14 hoteles con 3.700 habitaciones y casi 8.000 camas.

De esos 14 activos, 6 hoteles descansan en Canarias con 4.000 camas.

Ahora Blackstone también puede con Hispania por 1.905 millones de euros.

La cartera de Hispania incorpora 14 hoteles en las Islas que se traducen en 5.000 habitaciones y más de 10.000 camas.

El saldo es meteórico: 20 hoteles y unas 15.000 unidades alojativas.

De esta manera, Blackstone se sitúa el nivel de otro de los pesos pesados del negocio en Canaris, RIU, con 20 hoteles.

La lista la completan Lopesan como propietario y gestor de 13 hoteles; Labranda, 14; Iberostar, con 12; Bull con 6; Satocan con 3 o Gloria Palace con 3, además de otras marcas como Cordial, HD, The, Oé o MUR.

Precisamente, uno de los grupos turísticos más estables como Bull acaba de cerrar la reordenación de sus cabeceras en favor de una fusión por absorción en Hocisa Eugenia, Reina, Astoria, Costa Canaria, Dorado y Escorial. A partir de ahora, será Arkadia Gaygar SL el administrador único.

Blackstone, en la cotiazación de Nueva York del viernes 10 de agosto.

El negocio de Blackstone se basa en la compra de activos en “situaciones singulares” con grandes descuentos para su reestructuración y posterior venta.

El gigante divide su negocio en cuatro núcleos: capital riesgo, hedge fund, financiación corporativa e inversión inmobiliaria. Aunque la rama del capital riesgo es, quizá, la más conocida y a la que se asocia la marca Blackstone, es el segmento inmobiliario el que más aporta al total de activos bajo gestión (28%).

La llegada de Blackstone a España no fue temprana. Tras tantear el país antes, y pese a realizar varias operaciones como la adquisición de 6.400 millones en hipotecas tóxicas de Catalunya Caixa, no fue hasta 2014 cuando abrió su oficina en Madrid. Un año antes, nombró presidente en España a Claudio Boada, que había pasado por Atlas Capital, el Círculo de Empresarios, Lehmann Brothers y HSBC.

En España, Blackstone cuenta, entre otras inversiones, con varias socimis cotizadas en el MAB y con Anticipa Real Estate, plataforma de gestión de activos inmobiliarios creada bajo la estructura de Catalunya Caixa Inmobiliaria.