Duty-free: Canarias pone los turistas; Suiza, las ganancias

Por J.S. Mujica

Duty free canarias son una fuente de riqueza y empleo. Las Islas ponen 13 millones de turistas, pero la mayor parte de las plusvalías de estas tiendas va a parar a la cuenta de resultados de multinacionales afincadas en Suiza. El Gobierno nacionalista de Fernando Clavijo ni lo huele. De hecho, la última transacción, como el cese del presidente, el ex ministro Rafael Arias Salgado, no fue comunicada al Ejecutivo pese a la posición estratégica de este tipo de negocios en las Islas.

Duty free operan en Canarias a través de Canariensis, una compañía de la que Arias Salgado poseía el 60% a través de DFGW. Factura al año 130 millones de euros y da empleo a 280 personas. El grueso del negocio está sostenido en los seis aeropuertos de mayor tráfico. El 40% es propiedad de tres inversores locales: Francisco Socorro (herederos), Ángel Ferrera y Alberto Cabré.

Arias Salgado, ministro de Fomento con Aznar, dimitió al frente de DFGW, puesto que simultanea como presidente de Carrefour.

Arias Salgado comunicó oficialmente su cese en Distribución Comercial Aeroportuaria de Canarias a través del Registro Mercantil pero no elevó misiva alguna a Clavijo. Su puesto será ocupado por Julián Díaz. Fuentes empresariales aclaran que no están obligados a informar al Ejecutivo.

DFWG, que vendió en 2015 el 100% al consorcio suizo Dufry, estaba controlada por Benetton. Se deshizo de la sociedad por unos 3.000 millones de euros pero dejó atrás a los socios isleños de Canariensis, que estuvieron a las puertas de cerrar un acuerdo.

Cabré, Ferrera y los herederos de Socorro esperan que Dufry les haga una propuesta por el 40% de Canariensis. En valor de mercado, podría valer unos 10 millones de euros.

Las tiendas de los aeropuertos eran públicas bajo el paraguas Aldeasa. El Estado sacó un concurso en 2012 y Benetton se hizo con 26 tiendas a un precio de 2.000 millones de euros.

La firma italiana de textiles mantuvo la cuota isleña en Canariensis para evitar disconformidades con las autoridades locales y minimizar riesgos sobre el poder de las multinacionales, tal y como ha expresado Podemos en el último año al referirse a la privatización del sector público.

Benetton hizo valer siempre su mayoría en el consejo de manera que el grado de maniobra de los tres canarios era mímino.

Ahora, con Dufry, la situación podría ser peor. El concurso cada en 2020 y, en el camino, una ampliación de capital reduciría la participación de los canarios.

Fuentes de Podemos consultadas por Meridian anticipan que estudiarán la operativa de los aeropuertos canarios para introducirlo en el debate parlamentario.


Meridian es una nueva forma de servir noticias sobre negocios globales, ciencia, tecnología y arte actual desde el Atlántico Medio.