Alquiler Vacacional busca el equilibrio en Madrid con accesos extras

La norma del Ayuntamiento de la capital limita a 90 días el alquiler con fines turísticos sin permiso. A partir del tercer mes será obligatorio una licencia de hospedaje

Alquiler Vacacional encuentra la primera gran regulación española en Madrid a través del Ayuntamiento de Manuela Carmena.

El Plan Especial de Hospedaje (PEH), que entrará en vigor tras su aprobación en el Pleno municipal de la próxima semana, limita a 90 días la posibilidad de alquilar una vivienda con fines turísticos sin permiso y a partir de ese plazo obliga a obtener una licencia de uso terciario, de hospedaje.

Para obtener esta autorización, los alojamientos turísticos que compartan edificio con viviendas de uso residencial deberán tener en las zonas más saturadas un “acceso independiente“, de forma que vecinos y turistas no compartan entrada, por lo que en la práctica será muy complejo instalar este tipo de usos en el centro.

Como novedad respecto a la redacción inicial del plan, los hoteles que quieran implantarse en un edificio protegido de uso residencial deberán acreditar en un plan especial que no es viable rehabilitar el inmueble para uso residencial.

El objetivo del Consistorio madrileño es frenar la conversión de viviendas en alojamientos en el centro y extender el hospedaje a otras zonas de la ciudad para “descargar la concentración del centro histórico”.